Acalorado y triste como un Porky cualquiera… Javier Duarte, pobrecito ruco rico

Ya puedes leer nuevos textos de Noticias TodoMePasa directo en el home de TodoMePasa.com:







Acalorado y triste como un Porky cualquiera… Javier Duarte, pobrecito ruco rico

Acalorado y triste como un Porky cualquiera… Javier Duarte, pobrecito ruco rico


Híjole, qué pena siento por el gordis de Javier Duarte. Está muy triste y muy solito en el penal de Guatemala donde lo tienen. No tiene con quién platicar, se ha de dar unas aburridas marca diablo.

También, de acuerdo con la Constitución de nuestro país, ha solicitado se le proporcione un colchón Spring Air. No es que se parezca al simpático osito del comercial o le vayan a dar regalías, pero es muy incómodo dormir sobre cemento.

Qué no ven que él está acostumbrado a dormir en hoteles de gran lujo, cómo se les ocurre, ni siquiera un mugroso ventilador tiene. Y aunque no conozco Guatemala, por la zona supongo que hace mucho calor. Además de que el gordis suda como cochinito en carnitas.

Y tampoco le permiten hacer ejercicio, ¡eso ya es tener mala leche! Cómo va a conservar la esbelta figura que siempre lo ha caracterizado.

En esta prisión no los tienen bajo la luz de un foco las veinticuatro horas como en algunas de México. Así es que deberíamos de hacer una cooperacha para enviarle una lamparita, para que pueda leer a la hora que guste.

Quién fuera como El Chapo que hasta televisión y videocasetera tenía. Ya se imaginarán lo que está sufriendo Duarte en esa cárcel tan inhumana.

Seguramente en eso no pensó cuando se robó el dinero de los medicamentos para los niños con cáncer de Veracruz. Para disimular les ponían inyecciones de agua destilada.


Todo en esta vida se paga, no hay que esperar el infierno al morirse, el infierno está aquí mismo en vida.

Todos tenemos nuestros pecadillos que hay que pagar.  Como dijo Jesús y escribí ayer: “El que esté libre de pecado que tire la primera piedra”.

Pero a Duarte con gusto le tiraríamos una avalancha.

Imagen: SinEmbargo.mx

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.